Artículos para Emprendedores

Temas de Emprendimiento Empresarial

articulos de emprendimiento

Conciencia Emprendedora

articulos de estrategia empresarial

Estrategia

autoevaluacion tipos de emprendedores

Autoevaluación del Emprendedor

ARTÍCULO 1

Conciencia Emprendedora

Emprender es una forma de vida. 

La conciencia emprendedora es algo que es parte de cada uno de nosotros y como tal marca nuestro rumbo en la vida, este concepto va más allá del aspecto de los negocios, es parte integral de lo que somos y como enfrentamos los retos cotidianos. Por ello es importante aprender a potenciarla de manera positiva.

Un emprendedor no se limita a lograr un objetivo, siempre está a la búsqueda de nuevas oportunidades, creándose nuevas metas, creciendo como persona y empresario en el proceso.

Un emprendedor no está limitado por el éxito o el fracaso, en su camino aprende a afrontar los problemas que se le presentan y está dispuesto en todo momento a comprender y aceptar cuáles son sus errores, cuáles son sus puntos fuertes y como mejorar haciendo uso de la experiencia, las herramientas que tiene a su disposición y la educación que pueda recibir.

Este es un proceso dinámico, siempre hacia adelante, pero esto no implica que todo lo que está en el pasado se olvide, por el contrario, se aplica según las necesidades y posibilidades que se ofrezcan.

Aunque no se vea de esa manera es el emprendimiento el que logra que la sociedad avance, creando soluciones a problemas, sean estos sencillos o complicados, la historia de la humanidad está llena de ejemplos de emprendedores que gracias a sus ideas y empeño han llevado al mundo a ser lo que es hoy.

Y es por ello que los emprendedores son líderes, gente que tiene la iniciativa, que está dispuesta a organizar y dirigir, resueltos a aprender y mejorar, ayudar a que otros surjan y colaborar por un bien común. Esta parte es muy importante porque sin un buen liderazgo solo existe una alternativa: Estancamiento.

Es así como un emprendedor analiza los problemas y busca soluciones que sean prácticas a los problemas que se le presentan.

Por ello mismo el emprendedor comprende la diferencia entre ser un obrero más y ser alguien que destaque, un emprendedor tiene ideas y comprende cómo puede mejorar el proceso que esta frente a él, un obrero hace lo que se le dice y poco mas. Por ello el emprendedor es un ejemplo de un espíritu libre, que no se limita a lo que se le impone, va mas allá, generando cambio e innovación.

El emprendedor es al final alguien que quiere generar un cambio, dar un paso adelante, mejorar el mundo a su alrededor, para sí y para los demás, busca el bienestar en todos los aspectos posibles y sobre todo está dispuesto a aprender.

La conciencia emprendedora es, en resumen, lo que nos permite avanzar, enfrentar nuestros temores, mejorar nuestra vida y cambiarla para mejor.

Consejos para desarrollar la conciencia emprendedora: 

1

Dejar huella: Buscar que los cambios que quiero hacer, el negocio que quiero emprender, las relaciones que quiero crear sean algo duradero y útil para todos.

2

Saber lo que se tiene y ser agradecido por ello, no siempre se arranca de cero.

3

Los obstáculos no son el final del camino, son una oportunidad para demostrar el espíritu de lucha y poder mejorar, sin obstáculos no aprendemos ni crecemos.

4

Dar ejemplo: Recuerda que tus actos valen muchísimo más que tus palabras, si haces las cosas que debes hacer, así no sean fáciles será mejor inspiración que un discurso lleno de palabras bonitas pero vacías.

5

Tu bienestar es el bienestar de lo que emprendas, si te enfrentas a algo que desde el principio sabes que puede hacerte mal, al final terminaras agotado y sin animo para seguir adelante.

Ademas hay diferentes tipos de emprendedor, veremos algunos ejemplos:

Emprendedor Social

Busca solucionar o mejorar las condiciones de una comunidad de la cual hace parte.

Emprendedor Especializado

Se enfoca en un punto específico y busca un dividendo directo del producto de sus ideas.

Emprendedor Multi-objetivo

Pueden dedicarse a varios proyectos a la vez, muchas veces sin relación aparente y pueden conservar el enfoque en cada uno de ellos.

Emprendedor por accidente

Los que encuentran una oportunidad, una idea o un problema y descubren que pueden convertirla en un negocio real.

Emprendedor Oportunista

Aquellos que identifican una oportunidad específica y se enfocan en ella.

Emprendedor Inversionista

El que busca financiar proyectos e ideas, sin ser el director.

Emprendedor por necesidad

Los que al enfrentarse a una situación crítica no tienen otra alternativa que buscar la manera de surgir por medio de un negocio.

Emprendedor Visionario

Aquel que quiere solucionar problemas y obstáculos a largo plazo, generando rentabilidad y bienestar a su alrededor.

ARTÍCULO 2

Estrategia del Emprendedor

En todo proyecto que se quiera iniciar en la vida es importante tener en cuenta los puntos que pueden ayudarnos a concretarlo y los obstáculos que pueden impedir su desarrollo.

Por ello es importante desarrollar una estrategia que nos permita aumentar las posibilidades de éxito y minimizar las que puedan llevar al fracaso.

Esta lista de conceptos nos muestra que pasos podemos seguir para crear una estrategia útil y efectiva. 

01.

Idea de Negocio

El tener una idea de un producto o servicio no es suficiente, se debe tener en cuenta a quien le puede ser útil, que ventajas ofrece y como se puede presentar de una manera eficaz. También es importante tener experiencia en el campo en el cual nos vamos a desempeñar.

02.

Concer la competencia

Saber quién puede ofrecer un producto similar al nuestro y crear una diferenciación que nos dé una ventaja sobre ellos.

03.

Contar con los recursos necesarios

Establecer los costos y determinar si los recursos actuales son los suficientes para empezar. Esto no solo tiene que ver con el aspecto monetario, personal preparado y con experiencia, equipo adecuado y materiales de calidad son importantes a este respecto.

04.

Conocer el mercado

Determinar la capacidad y alcance de los competidores, analizar las necesidades de los posibles clientes, imaginar que pasara cuando nuestro proyecto entre en funcionamiento son partes fundamentales de la estrategia para garantizar un éxito a largo plazo.

05.

Elabora un plan de negocios

Un plan que se adapte a las necesidades y recursos del proyecto nos puede garantizar sostenibilidad al mismo tiempo que nos permite crear un grupo de metas a corto, mediano y largo plazo que se adapten a las realidades del mercado.

06.

Dar pasos hacia adelante

Ofrecer un producto en sí no es nada nuevo, ofrecer un valor agregado no es tan usual, al analizar las necesidades de los clientes de antemano podemos saber qué tipo de necesidad podemos cubrir entregando un producto o servicio que, al tiempo de diferenciarse de la competencia, ofrezca cubrir necesidades que el potencial cliente pueda tener.

07.

Ser Realista

No todos los negocios funcionan igual o crecen al mismo ritmo, por ello hemos de ser conscientes de nuestras ventajas y limitaciones, y ponernos metas reales que se puedan cumplir, se debe pensar en el presente y en el futuro, y los objetivos deben estar a tono con esta realidad.

08.

Identificar debilidades

Saber cuáles son los puntos débiles en nuestra estructura nos permite entender dónde podemos fallar y como evitarlo, exige responsabilidad y seriedad, porque el negarse a aceptar una debilidad puede significar el fin de nuestro proyecto antes de iniciarlo.

09.

Retroalimentación

Una vez iniciado el proyecto, ver cuáles son los puntos en los que nos destacamos y los que parecen quedarse atrás, con ello podemos cimentar un proceso de crecimiento mas sostenible y evitamos sorpresas desagradables en el futuro.

10.

Formación

Entre mejor entrenados estemos para nuestro trabajo más posibilidades de éxito tendremos, esto se aplica a todos los aspectos humanos del emprendimiento, no es solo el líder quien debe formarse, todos deben hacerlo para asegurar un mejor desempeño y rendimiento.

11.

Buscar ayuda

No todos estamos preparados para enfrentar los retos que surjan en el camino, y no somos los únicos en esta situación, por ello es posible que alguien tenga el conocimiento y experiencia para poder afrontarlos de manera efectiva, siempre hay alguien que puede ayudarnos, el no pedir ayuda puede significar perder lo que hemos construido.

12.

Desarrollar una estrategia de ventas y publicidad

Aunque tengamos todo listo para iniciar nuestro proyecto, de poco servirá si no nos conocen, no saben que ofrecemos y que ventajas puede obtener un cliente contratándonos. Por ello es importante crear una estrategia que permita dar a conocer nuestro negocio y lo que nos diferencia de los posibles competidores, ya sea precio, respaldo o valor agregado.

Este conjunto de estrategias nos ofrecen una ventaja real al momento de empezar con nuestro negocio, el emprendimiento que iniciemos requiere nuestra dedicación y sobre todo cabeza fría para saber tomar las decisiones correctas, con ayuda de las anteriores estrategias podremos tener mayor posibilidad de éxito.

ARTÍCULO 3

Autoevaluación del Emprendedor

En un emprendimiento es importante hacer cambios constantes, en búsqueda del éxito y mejorar las condiciones que están enlazadas con el progreso.

Como emprendedores siempre estamos dispuestos a dar lo mejor para alcanzar el éxito, pero debemos asegurarnos que nuestro esfuerzo sea equivalente a nuestro progreso.

Es por ello que es muy importante hacer evaluaciones que vayan acorde con el concepto que maneja nuestro emprendimiento, que permitan corregir errores y evitar problemas futuros.

La supervivencia de un emprendimiento depende en mayor parte de esto, el saber cuáles son los cambios que permiten un mejor rendimiento sin crear un impacto en la calidad, los que evitan gastos innecesarios y los que generan mayor rentabilidad son parte integral del concepto de autoevaluación.

Es por ello que debemos estar dispuestos a actualizar la manera de manejar nuestro emprendimiento, es decir ser flexibles con los requerimientos del mercado.

Muchos buenos negocios se pierden porque no sabemos o no queremos cambiar nuestra manera de hacer las cosas y no siempre es porque no sepamos cómo, simplemente no nos parece cómodo o no vemos que cómo puede ayudarnos a progresar a corto plazo, sin tener en cuenta las ventajas y ganancias que nos pueda ofrecer a mediano o largo plazo.

En el mundo de los negocios, sin importar que tipo de negocio sea es importante estar actualizado, pero estar consciente de que tipo de cambios son los que afectan directamente nuestro negocio.

Esto no solo requiere que veamos el mercado como una red de oportunidades, también nuestra organización debe estar dispuesta a adaptarse.

En estos tiempos cualquier actividad económica puede tener impacto en el mercado de maneras inesperadas, lo que significa cambios en las oportunidades de negocio que aparecen, creando necesidades que antes se consideraban irrelevantes o inútiles.

Entonces es importante tener en cuenta estos aspectos para poder asegurar el futuro de nuestro emprendimiento: 

1

Comprender los Riesgos

Saber que estamos dispuestos a arriesgar y evaluar la relación costo-beneficio que nos representa, Si, queremos hacer las cosas a nuestra manera, pero si no nos arriesgamos a ver las cosas de una manera diferente es posible que perdamos oportunidades de crecimiento, si tenemos miedo de hacer cambios porque nos enfrenta a un riesgo que simplemente no queremos evaluar.

2

Aceptar o rechazar los Desafíos

El mercado puede cambiar, esto puede representar una oportunidad de crecimiento o de retroceso. Por ello debemos estar dispuestos a enfrentar estos cambios, que pueden presentar obstáculos en el camino, pero a veces el hacer frente a estos obstáculos puede representar tiempo, recursos y dinero que no será fácil de recuperar o simplemente no vale la pena en términos de negocios, aprender a diferenciar las implicaciones de un desafío es importante.

3

Bola de Nieve

Una vez iniciado un proceso es importante tener en cuenta cuanto tiempo hay que “empujarlo” para que funcione, entre menos esfuerzo represente a largo plazo un emprendimiento mucho mejor.

4

No dormirse en los laureles

El tener éxito con mi emprendimiento hoy, no significa que el mercado funciona alrededor de mi negocio, por ello es importante saber crear nuevas oportunidades y entender que el progreso de mi negocio está basado en trabajo duro y la capacidad de ver cuáles son las posibilidades de crecimiento. “Camarón que se duerme…..”

Contáctame ahora

tips para emprendedores

Dirección

  • Cra. 109A # 150B -79 Int. 4, Oficina 408 
    Bogotá, Colombia

Teléfono

  • 316-410-0806

E-Mail

consultor.gestioneficaz
@gmail.com